Uno Dispensador de jabón de pared, Plata

(11)
€21.99
En Stock

Entrega dentro de 24h/48h en días hábiles

Saber más

  • Medidas: 7.5 x 8 x H.19.5 cm
  • Referencia: RAN6014
  • Color: Plata
  • Montaje en pared sin tornillos ni taladro
  • Capacidad 360 ml
  • Bomba con garantía de por vida

    Ya sea en el baño, la cocina o el inodoro, lavarse las manos es fácil y divertido con este dispensador de jabón montado en la pared: con solo presionar un botón se obtiene la cantidad correcta de jabón. Para fijarlo a la pared, sin necesidad de taladro, viene con un tubo de cola de silicona y adhesivo de doble cara que aseguran un montaje en pared simple y efectivo sobre azulejos, vidrios, espejos o metal. El depósito translúcido, de 360 ​​ml de capacidad, permite controlar el nivel de jabón para rellenarlo en el momento adecuado.

    Ideal para lavarse las manos, este dosificador puede contener tanto jabón como gel hidroalcohólico o líquido para lavavajillas, así como los geles de ducha, champús y acondicionadores de la familia. El mecanismo de la bomba está garantizado de por vida. Se proporcionan pequeñas etiquetas autoadhesivas en francés e inglés para identificar cada líquido. El cuerpo del dispensador es de plástico ABS cromado, el tanque en plástico de poliestireno. Dimensiones: 7.5 X 8 X H. 19.5 cm.

    El dispensador de jabón de pared es la mejor manera de garantizar una buena higiene de las manos porque tiene un lado lúdico que incluso a los niños les encanta. También es una buena forma de hacer algo por el planeta y al mismo tiempo ahorrar dinero porque te permite comprar jabón en recambios de gran formato, evitando así la necesidad de múltiples envases. En el baño, no dude en alinear varios dispensadores para los productos líquidos que usa con más frecuencia. Esto despejará el borde de la bañera y ahorrará espacio en la ducha. Nuestros dispensadores de jabón de pared son tan sencillos de instalar y tan fáciles de rellenar: ¡sería una pena no prescindir de ellos!
Ver más
    • Montaje en pared sin tornillos ni taladro
    • Capacidad 360 ml
    • Bomba con garantía de por vida

      Ya sea en el baño, la cocina o el inodoro, lavarse las manos es fácil y divertido con este dispensador de jabón montado en la pared: con solo presionar un botón se obtiene la cantidad correcta de jabón. Para fijarlo a la pared, sin necesidad de taladro, viene con un tubo de cola de silicona y adhesivo de doble cara que aseguran un montaje en pared simple y efectivo sobre azulejos, vidrios, espejos o metal. El depósito translúcido, de 360 ​​ml de capacidad, permite controlar el nivel de jabón para rellenarlo en el momento adecuado.

      Ideal para lavarse las manos, este dosificador puede contener tanto jabón como gel hidroalcohólico o líquido para lavavajillas, así como los geles de ducha, champús y acondicionadores de la familia. El mecanismo de la bomba está garantizado de por vida. Se proporcionan pequeñas etiquetas autoadhesivas en francés e inglés para identificar cada líquido. El cuerpo del dispensador es de plástico ABS cromado, el tanque en plástico de poliestireno. Dimensiones: 7.5 X 8 X H. 19.5 cm.

      El dispensador de jabón de pared es la mejor manera de garantizar una buena higiene de las manos porque tiene un lado lúdico que incluso a los niños les encanta. También es una buena forma de hacer algo por el planeta y al mismo tiempo ahorrar dinero porque te permite comprar jabón en recambios de gran formato, evitando así la necesidad de múltiples envases. En el baño, no dude en alinear varios dispensadores para los productos líquidos que usa con más frecuencia. Esto despejará el borde de la bañera y ahorrará espacio en la ducha. Nuestros dispensadores de jabón de pared son tan sencillos de instalar y tan fáciles de rellenar: ¡sería una pena no prescindir de ellos!